30 nov. 2015

Reseña Una chica con estilo





Título: Una chica con estilo
Autora: Olivia Ardey
Editorial: Versátil







Sinopsis

«Ray Donnelly supo que aquella sonrisa desobediente le traería problemas. Esa chica de Boston era de las que miran a los ojos y trituran las aceras a golpe de tacón». 

            Durante la primavera de 1921, Helen McKerrigan-Montero viaja a Nueva York para acompañar a su hermana Laura, a punto de dar a luz. Debido a una absurda confusión, se convierte en el objetivo de una banda de gángsters de los bajos fondos. Para su sorpresa, el responsable de su protección es alguien a quien no ha podido olvidar.

El comisario Ray Donnelly asume el deber de proteger a Helen hasta ver entre rejas a quienes dispararon contra ella. Mientras resuelve el caso, debe alejarla del peligro de Manhattan, por lo que decide esconderla en la granja de sus padres en Germantown, hasta el día en que ambos deban declarar en el juicio. Allí, Helen, conocerá a una personita que le robará el corazón.

Pero Helen no es una mujer dócil ni hogareña; es apasionada, rebelde, decidida, coqueta y posee una lengua demasiado afilada para Ray, que ya ha conocido a muchas mujeres sofisticadas y huye de ellas con desesperación. Sin embargo, cada día que pasa en su exasperante compañía, intuye que le será muy difícil decirle adiós. 



Opinión personal

           Un libro nuevo de Olivia Ardey siempre es imprescindible en mi estantería. Desde que salió a la venta y llegó a casa, estaba esperándome en un lugar privilegiado a que lo leyese. He tardado en hacerlo porque sentía que no era el momento, pero la semana pasada si lo fue y lo devoré en pocos días. De entrada, la portada es una maravilla que invita a adentrarte en la historia. Es como el bonito envoltorio de un regalo que te da pena rasgar aunque sabes que lo mejor está en el interior. Cuando la vi por primera vez me enamoró pero os puedo asegurar que el contenido lo ha hecho aún más.

          Nos encontramos como protagonistas a Ray y a Helen. Ray Donnelly es comisario en la ciudad de Nueva York. Es un hombre de ideales y convicciones fuertes, que cree en la justicia y que se desvive por su familia, la cual regenta una granja en Germantown. Especialmente se desvive por Oliver aunque no lo demuestre, un pequeño hombrecito de siete años, feliz pero algo inseguro debido a un problema de salud presente desde su nacimiento. Helen McKerrigan-Montero es la hermana viuda de Laura, la protagonista de Delicias y secretos en Manhattan. Helen, se encuentra pasando unos días en Nueva York con su hermana y el esposo de ésta para estar presente en el nacimiento de sus sobrinos. Una confusión con bolsas idénticas durante la compra de un regalo para los bebés, la pone en el punto de mira de un grupo criminal. Ray, como gran amigo de su cuñado Kenneth y gran policía, se ofrece a ayudarla y protegerla y para ello toma la decisión de que se hospede en la granja de su familia. La llegada de Helen a la vida rural supondrá un antes y un después en la vida de toda la familia, incluso en la de Ray y en la suya propia.

            Helen ha cambiado. Vemos a una mujer distinta a la que conocimos en Delicias y secretos en Manhattan. Está muy segura de sí misma, tiene una mente abierta para la época y es tremendamente sincera. Prefiere gastar su fortuna en hacer feliz a la gente que le rodea aún sin contar con la opinión de los demás. Cree que todo lo que hace es correcto si es por el bien de la persona, sin darse cuenta que siempre no es así. Este tema, junto con la diferencia abismal de los mundos en los que se mueven, serán una constante en cada discusión entre Ray y ella. Sin embargo, siente un profundo anhelo en su corazón que mantiene en secreto, pero cuando conozca al pequeño Oliver, ya no lo será tanto, se aligerará ese pesar que la acompaña. Nuestro comisario está harto de chicas parecidas a Helen. Parecidas, porque cuando la conoce en profundidad se da cuenta que no es como él creía, no hay nadie como ella. Es tenaz, orgullosa, apasionada, generosa, noble y nunca se calla lo que piensa. Eso lo exaspera y lo atrae a partes iguales. Cuando comienzan un idilio sin pretensiones por ambas partes, caen en la cuenta de que ya no pueden estar separados.

            Ha sido todo un lujo poder disfrutar de esta historia preciosa. Me he sentido como en casa al volver a saber de Kenneth, Laura y el resto de personajes que ya conocimos en Delicias y secretos en Manhattan (mi novela favorita de Olivia) y ese epílogo ha sido a la vez bonito, emocionante y triste, porque ya tienes que decirle adiós a la vida que has vivido junto a los protagonistas. Si queréis leer una historia romántica, pasional, tierna, emocionante, con un punto de intriga y unos personajes reales, bien definidos, con caracteres opuestos pero a la vez tan parecidos como para complementarse a la perfección, este es vuestro libro. Una gran novela para disfrutarla sin prisas y con ganas de enamorarte.


Puntuación: 4.5/5

3 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por tus palabras, que para mí son un premio. Gracias por leer el libro con tanto cariño como el que yo puse en los personajes al escribirlo. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Este libro definitivamente esta a punto de caer, gracias por tu reseña.
    Te devuelvo la visita y me quedo en tu morada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por visitarnos! También te seguimos! Un beso!

      Eliminar

¡Esperamos encantadas vuestros comentarios siempre que sean hechos desde el respeto y la educación! ¡Gracias soñadores!